PAREJA

Renovarse o morir

Por: Margarita Paulo

Octubre - 2019

Un día decidieron estar juntos. Estaban felices, enamorados y tenían muchos planes a futuro: juntos y creciendo como pareja. Pero de pronto todo se estancó. De repente están muy ocupados en el trabajo, concentrados en sus cosas personales, cansados del día a día, son pocas las caricias, los besos, las miradas y las palabras… descubren que su pareja ya no es tan importante y que están aburridos uno del otro. De pronto la vida en pareja se está acabando. 

 

En ocasiones, la rutina, la convivencia diaria, el cansancio o los problemas cotidianos hacen peligrar la relación de pareja. Con el tiempo, generalmente cuando creen que ya tenemos una pareja estable y sólida, dejan de preocuparnos por su relación y descuidan los pequeños detalles que son fundamentales para mantener el amor.

 

Una pareja no puede evolucionar ni madurar en su amor si sus integrantes se resisten a evolucionar y a realizar cambios constructivos en su relación. Es un error pensar: “si todo ha ido bien, ¿para qué cambiar?”. El entorno ha cambiado, las circunstancias también, ellos mismos evolucionan y sufren cambios psicológicos y físicos, y todo eso requiere de adaptaciones y modificaciones.

 

El amor que se experimenta durante el noviazgo tiende a ser romántico y soñador. Más adelante, ya en el matrimonio, el amor debe evolucionar hacia una mayor madurez, basándose en aspectos más profundos y trascendentes. Con el simple hecho de sentarse a platicar sinceramente, en forma abierta, sin defenderse, sin sacar a relucir excusas o explicaciones, pueden encontrar muchas cosas que requieren cambio: conductas, actitudes, ideas y formas de relación, que quizá han creído correctas y que resultan ser para su pareja un motivo de molestia o infelicidad.

De ser así, dejen de lado las críticas a su pareja. Inicien un proceso sano de comunicación, hablen de las cosas que les agradan; compartan su entusiasmo por las actividades que hace el otro, redescubran a su pareja. Regresen a aquellas cosas que los hicieron amarse y reconozcan que ambos han cambiado.

 

Vuelven a compartir el tiempo y las actividades, dejen de lado la indiferencia y busquen la diversión. Elaboren nuevos planes, construyan nuevos sueños, impulsen nuevos proyectos juntos, y dense el apoyo total. Recuperen aquellos detalles, esas cosas pequeñas que los hacen felices.

 

Lo más importante en una relación es que el amor se mantenga y se cultive con el tiempo. Luego se deben tomar en cuenta dos factores muy importantes: la voluntad y el interés. Recuerden que las relaciones son como las plantas, hay que regarlas a diario. Y no se trata de hacer grandes regalos, de llamarse por teléfono 20 veces al día o estar abrazados todo el tiempo, sino de cuidar los detalles, eso es lo que hace especial una relación.

No se dejen atrapar por la rutina y dediquen un poco de tiempo para pensar cómo sorprender a su pareja porque siempre es un buen día para recodarle cuánto la quieren. Aquí algunos consejos para reencontrarse:

 

  • Sean atentos el uno con el otro.

  • Vuelvan a la conquista.

  • Sorprendan a su pareja.

  • Organicen una cena romántica.

  • Dejen mensajes de amor con frecuencia.

  • Respeten sus espacios personales.

  • Tengan vacaciones juntos.

  • Establezcan un día para comer.

  • No dejen de apoyarse en la pareja.

  • Vuelvan a los detalles.

  • Tengan interés por lo que hace el otro.

  • Tengan momentos exclusivos.

  • Modifique sus rutinas.

  • Tengan buena relación sexual.

© 2018 by Woman Style Magazine

  • fb
  • tw
  • in