FAMILIA

Que siempre sea navidad

Diciembre - 2019

La Navidad todo el año es el deseo de cualquier niño cuando observa las decoraciones de estas fechas. Tanto esperar a que llegue el mes de diciembre, poner el árbol y el nacimiento, las luces de colores en las calles y en las tiendas, las piñatas y posadas, los preparativos de la cena, los regalos y la compañía de toda la familia, en fin…

 

En esta época del año, la gente se comporta diferente. La magia de la Navidad llega a muchos corazones y es en esta época cuando los más nobles sentimientos de uno mismo salen a relucir. Por alguna razón inexplicable es cuando se hace conciencia de que siempre se tiene algo que se puede compartir con los demás.

 

“Que sea siempre Navidad” se repiten los niños en medio del barullo y de los abrazos que se dan los adultos en estas fechas en los que familiares y amigos se dan cita esta fecha, incluso hay quienes vienen de fuera.

 

Chicos y grandes se dan a la tarea de pasar buenos momentos en familia. Por fin ha llegado el mes más esperado: época de reencuentros, de reafirmar lazos de amistad y de cariño. Es un buen pretexto para disfrutar la compañía de los seres queridos. 

 

Los que gustan del buen comer se dan gusto preparando y saboreando los platillos típicos de la época. Aunque el estilo de celebrarla sea diferente en cada hogar, se tiene un mismo espíritu: la convivencia.

¿Por qué tendrá que pasar un largo año para comer buñuelos o para ver a toda la familia reunida? ¿Por qué todos los adornos tendrán que ir a una caja y con ellos el espíritu de la Navidad? Si los más nobles sentimientos de la persona afloran en estas fechas, ¿por qué guardarlos durante todo el año?

 

Aunque se relaciona a la Navidad con niños y juguetes, la sensibilidad de los niños va más allá. No esperan esta fecha por el simple hecho de recibir un juguete, sino porque disfrutan mucho más que los mismos adultos de la compañía de los papás, los abuelos, tíos y primos, percibiendo el verdadero sentido de esta época mejor que los adultos. 

 

La gran mayoría de las personas no recuerda con detalle los regalos recibidos en la niñez durante estas fechas, pero sí quedan muy gratos recuerdos de los momentos vividos que quisieran heredar a los hijos.

 

Por eso, bien vale la pena celebrar estas fechas si con ello se demuestra a los demás el afecto, la simpatía, la amistad y la buena voluntad. ¿Por qué no intentar fortalecer los lazos que nos unen a otras personas en cualquier otra época del año? ¿Por qué no tener una Navidad por siempre?

 

 

Fuente:  ACI Prensa

© 2020 by Woman Style Magazine

  • fb
  • tw
  • in