NUTRICIÓN

PAPAS EN LA DIETA SALUDABLE

Por: Esther Schiffman Selechnik. Nutrióloga y especialista en obesidad y comorbilidades

 

Mayo-2019

Comer saludable no sólo se refiere a elegir mejor los ingredientes y platillos que vamos a ingerir; también es importante la manera en que los manejamos, preparamos y disfrutamos. En el caso de las papas, al ser tubérculos, no pueden consumirse crudas, así es que la manera en que las cocinamos es fundamental para obtener todos los beneficios a la salud que tienen para brindarnos. 

 

Recordemos que son una fuente rica en vitamina C, vitaminas de complejo B, fibra, almidones resistentes, compuestos fenólicos y potasio, lo que las hace un ingrediente muy atractivo para incluir como parte de una dieta correcta para toda la familia.

 

Las papas enteras vienen con algo de tierra, por lo que es importante lavarlas ligeramente con todo y piel, de preferencia con agua fría. La piel contiene elevadas concentraciones de fibra y antioxidantes potentes que nos ayudarán a protegernos del envejecimiento prematuro por el daño celular al que estamos expuestos todos los días, por lo que comerlas con piel siempre es la mejor opción. Y hablando de los antioxidantes potentes, podemos cocinarlas como sea ya que en distintos estudios se ha encontrado que estas sustancias se incrementan durante su cocimiento ; para cuidar las vitaminas y minerales en general, lo más recomendable sería prepararlas hervidas, en horno convencional o de microondas.

 

En cuanto a los productos de papa, los más comunes en México son las papas deshidratadas y las papas congeladas. Para procesar estas dos alternativas, las papas cosechadas son lavadas y procesadas de inmediato, impidiendo la pérdida de nutrimentos en el manejo desde el campo hasta nuestras casas. 

 

Es importante hornear o freír las papas congeladas sin que hayan sufrido descongelación, por lo que, al sacarlas del congelador, hay que freírlas en aceite caliente para formar un sello y que no entre aceite al interior de la papa, o colocarlas en una charola y hornearlas hasta que adquieran ese tono dorado que tanto nos gusta. En el caso de las papas deshidratadas, sólo hay que rehidratarlas con agua o leche caliente y listo.

 

Las papas forman parte de los cereales en El Plato del Bien Comer, por lo que es importante acompañarlos con distintas verduras y/o frutas, especialmente de colores intensos, y con alguna fuente de proteína, ya sea animal o vegetal. Se cuidadosa con los aderezos, que no sean muy ricos en azúcares o grasas, y si necesitas agregar algo de sabor, las hierbas y especias son la mejor opción. 

 

Ahora sí estás lista para disfrutar de este manjar que son las papas con toda la familia y/o amigos en un ambiente agradable.

© 2018 by Woman Style Magazine

  • fb
  • tw
  • in