FAMILIA

La familia y la oveja negra

Por: Mtro. Teddy Rivero Montes. Director General de SerSolaci

28-Marzo-2019

Una familia es un grupo de personas formado por individuos unidos, especialmente, por relaciones de filiación o de pareja. El Diccionario de la Lengua Española define familia como “un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas bajo un mismo techo”. El hecho anterior, lleva implícito los conceptos de parentesco y convivencia. Aunque existen otros modos tales como, la adopción.

 

Los lazos que definen una familia son generalmente de dos tipos: vínculos de afinidad derivados del establecimiento de una unión reconocida socialmente, como el matrimonio. Es curioso que, según las normas culturales de cada sociedad, marca los tipos de lazos que se establecen. En algunas sociedades sólo permiten la unión entre dos personas, mientras que en otras es posible la poligamia.

 

El otro tipo de lazo que define a la familia es el que se establece por vínculos de consanguinidad, como la filiación entre padres e hijos o los lazos que se establecen entre los hermanos que descienden de un mismo padre. 

 

Dentro de las familias todos tenemos un rol. Ya sea asumido o asignado por los demás, desde la infancia somos catalogados como “la bonita”, “el inteligente”, “el fuerte” o “la gritona”. A veces es el orden de nacimiento es causante de estas etiquetas.

 

Pero hay personaje dentro de todas las familias del que casi no se habla porque, generalmente es motivo de vergüenza y señalamientos. Este personaje es la oveja negra de la familia.

 

La oveja negra generalmente, es aquella persona que es vista como diferente dentro de un grupo familiar. Son personas que se consideran rebeldes e inadaptados pues no siguen las costumbres familiares. Ser la oveja negra de la familia significa ser un miembro de la familia muy diferente al resto que muy a menudo es objeto de ataques y cuestionamientos.

Cuando esto ocurre se produce un desequilibrio dentro del sistema familiar y por eso los demás integrantes verán estas actitudes como una amenaza, tendiendo a cuestionar y criticar a este miembro.

 

Sin embargo, el papel de las ovejas negras dentro de la familia es muy importante y necesario para el buen funcionamiento del sistema familiar. Hay que dejar claro que este modo de actuar de la persona no es consciente, sino que está fundamentado en una normal reacción inconsciente que se crea a partir del inconsciente compartido de la familia donde se hayan historias, conflictos y secretos que repercuten sobre la persona que se comporta como la oveja negra.

 

Los sistemas familiares, al igual que otros grupos sociales, son sistemas dinámicos, que evolucionan y cambian, aparecen nuevos miembros, los miembros evolucionan y las relaciones cambian. Y por ello deben renovar sus normas de funcionamiento, y ahí el papel de la oveja negra quien cuestiona los valores y normas familiares y crea un desequilibrio a través del cual se sana el inconsciente familiar.

 

Sucede que la persona que encarna la oveja negra de la familia también sufre, por lo que el aprendizaje, tanto para esta persona como para el resto de sus familiares es exactamente el mismo: liberar viejas normas, valores e historias del pasado y aceptar el cambio en la diversidad.

 

Ser más tolerante sin dejar de ser tú mismo, esta sería la propuesta. Recuerda que juzgar, cambiar, corregir o condenar a los familiares es una pérdida de energía y tiempo innecesaria que genera más conflicto. Tú solo ocupa tu lugar. Lo que significa “vive y deja vivir”.  Y si crees que necesitas ayuda, con las terapias de Biodescodificacion se puden liberar las causas por las que en una familia surge la oveja negra, y así logren vivir en armonía.

© 2018 by Woman Style Magazine

  • fb
  • tw
  • in