INTERIORISMO

EsPACIOS DIÁFANOS

open concept

Las tendencias de interiorismo apuestan hoy por áreas abiertas y comunicadas para aprovechar al máximo la superficie disponible y la luz natural. Así, los espacios diáfanos ofrecen una gran flexibilidad en lo que a distribución y equipamiento se refiere.

 

Este tipo de espacios crean la sensación de amplitud y luminosidad, un lugar carente de divisiones y despejado, en donde el espacio y la luz fluyen. El aprovechamiento del área es mayor, ya que al eliminar paredes o elementos arquitectónicos se amplía física y visualmente el lugar.

 

Si bien se impone, que en las viviendas grandes se conecten varios ambientes, si tu hogar dispone de pocos metros, lo ideal es unir varias áreas, separando sus usos con elementos ornamentales o estructurales que aumenten la decoración. Esto es una buena idea si te planteas tirar paredes para unir las diferentes estancias de tu hogar, especialmente la cocina, el comedor y el salón. 

 

La idea abierta del espacio llega a los pisos convencionales y a las casas familiares. Se trata de una opción ideal para hogares con pocos metros cuadrados, que son los más habituales hoy en día. El resultado es una vivienda más espaciosa, conectada y luminosa.

Las posibilidades decorativas de los espacios diáfanos son enormes. Lo principal es diseñar pequeñas zonas con diferentes funciones y separar ambientes. Será fundamental, en este caso, que estas zonas que crees tengan un mismo estilo decorativo y unos colores y características similares, pues aunque estén separadas de alguna manera visualmente formarán parte de una misma zona.

 

Estudiar la distribución es vital, una vez que sepamos cómo vamos a ocupar los espacios, podemos utilizar algunos elementos para definirlos, como plantas, biombos, muebles de doble uso, libreros, puertas corredizas… 

Es importante no sobrecargar con muchos muebles o elementos decorativos porque se pierde la idea básica: el espacio. Por tanto, es mejor optar por muebles prácticos que se ajusten a cada área. 

 

En cuanto a los colores, deben predominar los colores claros y neutros para buscar la sensación de amplitud y distribuir mejor la luz. Por supuesto, se puede tener alguna pared de acento con cuadros de colores más intensos, diseños elaborados o vinilos.

 

Cualquier estilo es válido para la decoración de un espacio diáfano: rústico, industrial, nórdico o vanguardista, aunque la opción más adecuada hablando de open concept es el minimalismo.

© 2018 by Woman Style Magazine

  • fb
  • tw
  • in